Su guía privado en español
El Kremlin de noche
Disfrute de la visita nocturna de la ciudad para ver la iluminación artística de Moscú
El Kremlin de noche
El río Moscova en medio de la ciudad
Moscú de noche – una de las visitas más emocionantes de la ciudad
El río Moscova en medio de la ciudad
El convento Novodevichiy
Centro religioso del siglo 16 abierto al culto en el siglo 21
El convento Novodevichiy

El Palacio del Zar Alexei Mijáylovich

Detalles de la excursión

  • Duración: 2 horas
  • Transporte: a pie
  • Horario de trabajo: Mar-Dom 10.00 – 18.00

El Palacio del Zar Alexei Mijáylovich es una de las maravillas de Moscú y Rusia que empezó a construirse en el año 1667 y duró casi 15 años. En verano del 1672 el palacio fue santificado por el Patriarca Pitirim.

El palacio era un lugar muy querido no solo por el Zar sino también por su hijo Fiodor, quien en el año 1681 mandó a construir una nueva sala de comedor. En 1682-1696 el palacio fue visitado por otros hijos – Ivan y Sofia y quien más veces estuvo aquí fue el zarevich Pedro – futuro Pedro el Grande. Durante su reynado al palacio le sustituyeron su fundamento y las salas fueron decoradas de una forma mas europea, según la moda de aquel tiempo.

La emperatriz Isabel – hija de Pedro, también frecuentaba en el palacio y hasta llegó a darle el título de residencia oficial de gala. Por orden de la emperatriz el Palacio fue renovado. Pero para finales de los años 1760, el palacio se deterioró, y por orden de la emperatriz Catalina II lo desarmaron por completo.

Sin embargo, ella ordenó primero hacer los calculos detallados de las dimenciones del edificio, hacer los diseños de las fachadas y de los interiores, describirlo detalladamente y al final demolerlo. Gracias a estos documentos y a los trabajos arqueológicos se pudo volver a construir el palacio ya en nuestros dias.

Para poder conservar el territorio del museo-vedado se tomó la decisión de construir el nuevo palacio a más de un kilometro de distancia de su localizacion original.

Según las descripciones que quedaron de aquel tiempo el palacio era una obra maestra, el interior era exclusivo y abundantemente decorado con pinturas en las paredes y techo, con muebles de fino tallado de madera, con el piso cubierto de roble. Los muebles y los objetos de uso diario también eran de gran valor artístico, las paredes estaban decoradas con alfombras orientales y gobelinos europeos. 

El palacio que vemos ahora comenzó a construirse en 2008 y abrió sus puertas al público en 2010.